Normas de publicación de originales

Evaluación farmaeconómica de atorvastatina.

J. Antonio Gómez Gedrique* y Almudena del Castillo Sáiz**


* Dpto. Bioquímica Clínica. Hospital Fundación Jiménez Díaz, Madrid
**Dpto. de Farmacoepidemiología y Farmacovigilancia, Unidad Médica, Pfizer S.A. , Madrid

 

Resumen

Las tres evaluaciones pretenden mostrar la eficiencia de atorvastatina en prevención secundaria conociéndose que la hipercolesterolemia es uno de los factores de riesgo más importantes en la enfermedad coronaria. Los análisis económicos obtienen los datos de los estudios GREACE, que evalúa la eficiencia del manejo protocolizado de la dislipemia mediante atorvastatina en pacientes coronarios,, MIRACL (Myocardial Ischemia Reduction with Agressive Colesterol Lowering) que determina el beneficio, en términos de reducción de mortalidad e incidencia de eventos isquémicos, asociados al tratamiento precoz con atorvastatina 80mg/día en pacientes hospitalizados por angina o infarto de miocardio noQ.y en el AVERT(Atorvastatin VErsus Revascularization Treatment study)que evalua la eficiencia del tratamiento con atorvastatina 80 mg/día frente a la Angioplastia en pacientes coronarios en España.

Métodos

Se calcularon los costes medios por paciente tratado con atorvastatina frente a los controles usados en cada estudio, utilizando datos de cada uno de los estudios y las tasas de complicaciones cardiovasculares, y costes unitarios españoles (PVP para los fármacos y costes por GRD para las complicaciones). La efectividad se ha estimado a partir del endpoint primario de cada estudio.

Resultados

La primera evaluación muestra que el coste medio para atorvastatina es de 2.535€ frente a 1.015€ del grupo control o sea, 433€ adicionales por paciente y año, con un beneficio de 0.33 años de vida. El análisis coste-efectividad en la segunda evaluación muestra que el uso sistemático de atorvastatina de 80 mg/día supone unos costes medios de tratamiento por paciente menores que la opción de no tratamiento.
La evaluación basada en el estudio AVERT produjo un análisis coste-efectividad que muestra que la atorvastatina 80 mg/día supone un coste medio de tratamiento por paciente durante 18 meses menor que la opción de angioplastia .

Discusión

Atorvastatina presenta una relación coste-efectividad razonable , muy favorable o dominante según el estudio considerado.
Palabras clave: Hipercolesterolemia, análisis coste-efectividad, prevención secundaria, enfermedades cardiovasculares.

Rev Esp Econ Salud 2003;2(6):293-306


PHARMAECONOMICS EVALUATION OF ATORVASTATIN

Abstract

Introduction

The three evaluations try to show the efficience of atorvastatin in secondary prevention knowing that hypercholesterolemia is one of the most significant risk factors associated with coronary disease. The evaluation based on the GREACE study shows the efficacy of the protocolized management of dyslipidemia by means of atorvastatin in coronary patients. The MIRACL study was carried out with the purpose of evaluating the benefit, in terms of reduction of mortality and incidence of ischemic events, associated to the early treatment with atorvastatin 80mg/day in patients hospitalized for angina or noQ myocardial infarction. The AVERT study reveals the relative efficience of the treatment by means of atorvastatin 80mg/day against Angioplasty in coronary patients in Spain.

Methods

It was calculated the average costs per patient treated with Atorvastatin against the controls used in each study, using data from each one of the studies and rates of cardiovascular complications and Spanish unitary costs (RRP for drugs and costs per DRG for the complications). The effectiveness has been estimated from the primary endpoint of each study.


Results

The first evaluation shows that the average cost per patient in the group of atorvastatin is of 2,535€ and against 1,015€ of the control group and this means an additional cost of atorvastatin of 1,525€ during the study period or 443Ã additional per patient and year, estimating a benefit of 0.33 life years. The cost effectiveness analysis in the second evaluation shows that the systematic use of atorvastatin 80mg/day means lower average treatment costs per patient than that of the option of no treatment since the incremental cost per avoided event is of 1,760€. The evaluation based on the AVERT study showed that Atorvastatin 80mg/day means an average treatment cost per patient during 18 months lower than that of the option of treatment by means of angioplasty.


Discussion

Atorvastatin presents a reasonable cost-effectiveness relation favorable or dominant following the considered study

Keywords: Hipercholesterolemia, cost-effectiveness analysis, secondary prevention, cardiovascular diseases,


Rev Esp Econ Salud 2003;2(6):293-306

Introducción


En España, la prevalencia de hipercolesterolemia varía de unas regiones a otras, estimándose entre un 14% y un 20% de la población adulta entre 18 y 75 años, considerando cifras de colesterol superiores a 250mg/dl1-8, es decir entre 5 y 6 millones de españoles.
Existen muchas pruebas epidemiológicas que apoyan la existencia de una relación directa entre la concentración de colesterol LDL (c-LDL) y el riesgo de desarrollar cardiopatía isquémica9-11. Un metaanálisis de los 5 principales ensayos clínicos con estatinas habia mostrado que una disminución del c-LDL del 28% causa una reducción del 31% en la probabilidad de sufrir alguna complicación coronaria10. Una reciente publicación la cual incluye tres metaanálisis ha revisado los distintos efectos logrados con las estatinas en cuanto a potencia reductora de c-LDL, incidencia de enfermedad isquémica cardiaca e ictus según las distintas estatinas utilizadas, dosis y duración del tratamiento. El autor concluye que reducciones de un 37% (1.8 mmol/L) del c-LDL a largo plazo reducen el riesgo de enfermedad isquémica en un 61% para un paciente de 60 años. Para un paciente de 50 años el beneficio obtenido con la misma reducción puede alcanzar hasta un 77% de reducción y si supera los 70 años un 49%. Atorvastatina obtiene reducciones absolutas de c-LDL desde 1.8 mmol/L con la dosis de 10 mg a 2.64 mmol/L con la dosis de 80 mg. La dislipemia origina más de cuatro millones de muertes prematuras al año, siendo el nivel de colesterol total superior a 3,88mmol/L (150mg/dl) en el 18% de los infartos y en el 55% de los enfermos que sufren una parada cardiaca.12,13. El coste asociado al tratamiento de las complicaciones derivadas de la enfermedad cardiovascular es muy elevado y su control pretende tanto evitar los hábitos de vida que facilitan la aparición de la enfermedad (prevención primordial), como la aparición de nuevos casos de enfermedad en personas libres de enfermedad (prevención primaria) o entre los que ya han sufrido un episodio cardiovascular (prevención secundaria)14-16.
Las estatinas son grupo de fármacos para tratar la hipercolesterolemia que presentan diferentes potencias reductoras lo que se puede traducir en que un número variable de pacientes sean tratados pero no logran alcanzar objetivos terapéuticos.Todas las estatinas inhiben la HMG-CoA reductasa, enzima clave en la síntesis de colesterol, aproximadamente el 70% de la actividad inhibitoria de la HMG-CoA reductasa de atorvastatina es atribuida a los metabolitos (orto y para-hidroxilados)2 , responsables de la eficacia y seguridad de atorvastatina. 17-27
Atorvastatina reduce los niveles plasmáticos de colesterol y de las lipoproteínas. Las reducciones del colesterol total, colesterol-LDL y apoproteína B se ha demostrado que reducen el riesgo de episodios cardiovasculares y de mortalidad cardiovascular. Además, atorvastaina exhibe un excelente perfil de seguridad en todo su rango de dosis, no habiéndose observado datos que hayan modificado su relación beneficio/riesgo a lo largo del tiempo.
Atorvastatina fue comercializada en España en 1997, aunque se empezó a comercializar en 1996. Actualmente está disponible en más de 70 países y existe una experiencia con más de 62 millones de pacientes/año acumulada.Al menos 400 protocolos de ensayos clínicos incluyendo 80000 participantes se han llevado a cabo en todo el mundo con este fármaco.
Atorvastatina se presenta en dosis de 10, 20, 40 y 80mg, siendo la dosis inicial de 10mg, dosis que se puede incrementar hasta un máximo de 80mg al día en dosis única. Es una ventaja que su posología sea una sola toma al día, en cualquier momento, con o sin alimentos y sin necesidad de ajustar la dosis en pacientes con alteración renal.



Eficacia

Atorvastatina está indicada en la reducción del colesterol total elevado, el colesterol LDL, la apoproteina B y los triglicéridos en pacientes con hipercolesterolemia primaria incluyendo la hipercolesterolemia familiar (variante heterozigótica) o hiperlipidemia combinada, cuando la respuesta obtenida con la dieta u otras medidas no farmacológicas ha sido inadecuada. Está también indicada para reducir el colesterol total y el colesterol LDL en pacientes con hipercolesterolemia familiar homozigótica, en terapia combinada con otros tratamientos hipolipemiantes o si no se dispone de estos tratamientos.
Aunque el principal efecto de las estatinas es reducir la síntesis de colesterol a nivel hepático, existen evidencias que sugieren que también tienen un efecto indirecto sobre la aterosclerosis a través de mecanismos no lipídicos. Atorvastatina posee propiedades pleiotrópicas incluyendo efectos antioxidantes y anti-inflamatorios, lo cual se han puesto en evidencia en múltiples estudios que frenan el desarrollo de la aterosclerosis.
La placa de ateroma se forma durante décadas, por lo que prevenir el proceso o remover las placas ya formadas es esperable que necesite varios años. Esto sugiere que una reducción precoz y significativa en los eventos cardiovasculares y cerebrovasculares en pacientes tratados con estatinas no puede ser explicado únicamente por una reducción en plasma de los niveles de colesterol total y c-LDL sino por efectos beneficiosos no-lipídicos. Los efectos sobre el volumen total de la placa de ateroma demostrados por atorvastatina han sido trasladados en reducciones de eventos cardiovasculares(estudio REVERSAL y PROVE-IT), habiéndose demostrado también las propiedades antiinflamatorias e inmunomoduladoras de atorvastatina en cuanto a su poder de modulación.
Si tenemos en cuenta la posibilidad de dosis que ofrece atorvastatina (desde10 a 80mg) los resultados de los ensayos clínicos demuestran que los porcentajes de reducción de c-LDL van de un 41% a un 61%, de un 30% a un 46% del Colesterol total y Triglicéridos de un 23% a un 45%. Además atorvastatina proporciona reducciones de un 34% a un 50% en los niveles de apoB.
La eficacia de atorvastatina respecto a otras estatinas se traduce en que un mayor número de pacientes alcanza los objetivos terapéuticos de control de colesterol LDL, como lo demuestran los principales estudios de reducción de colesterol diseñados para alcanzar objetivos terapéuticos28-31(Tabla 1). Estos estudios han demostrado un beneficio adicional, logrando un mayor porcentaje de pacientes tratados con éxito, cuando se incrementa la dosis inicial de atorvastatina de 10mg/día a 20mg/dia ó 40mg/dia en aquellos pacientes que no alcanzaron los objetivos terapéuticos con la dosis de 10mg/día.

A las dosis de estatinas disponibles, un significativo porcentaje de pacientes hipercolesterolémicos, que varía dependiendo de la estatina y dosis empleada, así como del tipo de paciente (% de c-LDL que necesita reducir), no alcanzan el control óptimo de su c-LDL. En la tabla 2 se muestra la potencia reductora del colesterol (c-LDL) de todas las estatinas existentes según molécula y dosis diaria, expresado como % medio de reducción de los niveles de c-LDL.
Pacientes que las estatinas administradas durante al menos tres años reducen el riesgo cardiovascular entre un 20 y 30%. Sin embargo, la mayoría de estos estudios estaban realizados comparando estatinas con placebo. Uno de los aspectos más relevantes de los estudios PROVE-IT y REVERSAL recientemente publicados ha sido el comparar directamente dos estatinas, con diferente potencia hipolipemiante, a dosis distintas (dosis moderada-pravastatina 40 mg versus dosis intensiva-atorvastatina 80 mg).
Los resultados del estudio REVERSAL sugieren mecanismos potenciales que explicarían el mayor beneficio obtenido con atorvastatina en pacientes diagnosticados de cardiopatía coronaria. El tratamiento intensivo con atorvastatina 80 mg/día no produjo ningún cambio significativo a partir del periodo basal con una detención de la progresión (-0.4%) en el volumen total de la aterosclerosis coronaria mientras que, el tratamiento moderado con pravastatina obtuvo un incremento significativo del +2.7% en el volumen total de la placa. Las diferencias entre ambos fármacos fueron estadísticamente significativas (p=0,024), pravastatina 40mg se asoció con un aumento significativo en la progresión de la enfermedad (p=0.01).
Después de 18 meses de tratamiento se obtuvieron reducciones claramente superiores de colesterol total, c-LDL y TG en el grupo de atorvastatina siendo al mismo tiempo el porcentaje de pacientes que alcanzó objetivos terapéuticos según NCEP (c-LDL<100 mg/dl) del 97% para atorvastatina frente a un 67% para pravastatina. Los niveles de proteína C -reactiva disminuyeron un 36.4% con atorvastatina frente a un 5.2% con pravastatina (p<0.0001). Los beneficios sobre la variable principal se mantuvieron al comparar los grupos de pacientes que había alcanzado objetivos terapéuticos en ambos brazos de tratamiento.

Por otra parte, los resultados del estudio PROVE-IT en pacientes con síndrome coronario agudo proporcionan la evidencia clínica (16% de reducción de riesgo para el end-point primario) que complementa los resultados en la reducción del volumen de placa del REVERSAL. Las tasas de eventos Kaplan-Meier del criterio principal de valoración (muerte por todas las causas, Infarto Agudo de Miocardio, angina inestable que requiere rehospitalización, revascularización tras 30 días desde la randomización o ictus) a los dos años fueron del 26,3% en el grupo tratado con las dosis estándar de pravastatina y del 22,4% en el grupo tratado con atorvastatina a dosis alta, lo que representa una reducción de riesgo del 16% (p=0.005) la cual no satisfizo los criterios de equivalencia. Los beneficios clínicos cardiovasculares de atorvastatina se apreciaron ya a partir de los 30 días (17% de reducción de riesgo para el endpoint primario) y se mantuvieron durante los dos años del estudio. Las diferencias de morbimortalidad encontradas resultan particularmente importantes si se tiene en cuenta que en este estudio, el grupo control no era placebo, sino que se comparaban de forma directa dos estatinas.
Atorvastatina ha demostrado reducir la recidiva de eventos isquémic os en pacientes, tanto con enfermedad coronaria inestable, así como candidatos a revascularización percutánea, según los resultados de los ensayos clínicos MIRACL y AVERT, respectivamente. En el estudio MIRACL32 se observó una reducción del 16% en la incidencia de eventos isquémicos a las 16 semanas de tratamiento, y del 50% en la incidencia de ictus. En el estudio AVERT33 la reducción fue del 36% para cualquier episodio isquémico y tras 18 meses de tratamiento.

En prevención primaria, el estudio ASCOT34,35 fue diseñado para valorar el efecto del tratamiento con atorvastatina 10mg en pacientes, hipertensos sin enfermedad coronaria (prevención primaria), con al menos 3 factores de riesgo cardiovascular sobre la prevención de eventos isquémicos (muerte por enfermedad coronaria e infarto no mortal). Dicho ensayo fue interrumpido en Octubre de 2002 por haberse detectado una reducción del 36% en la incidencia de muertes por enfermedad coronaria e infartos no mortales (objetivo principal del estudio) respecto a placebo. La incidencia de ictus mortales y no mortales también sufrió una reducción significativa.
De la misma manera el conocimiento de la reciente interrupción del estudio CARDS36 (30 de Mayo de 2003) confirma el efecto beneficioso sobre la morbilidad y mortalidad coronaria y total de la administración de atorvastatina 10mg frente a placebo en pacientes con diabetes mellitus tipo 2 y al menos otro factor de riesgo de ECV, sin antecedentes de enfermedad coronaria o cerebrovascular. Debe tenerse en cuenta que las últimas recomendaciones del ATP III consideran la diabetes como un factor de riesgo equivalente a la enfermedad cardiovascular.

En prevención secundaria, las estatinas pueden reducir los eventos cardíacos por descenso de los lípidos y estabilización posterior de la placa aterosclerótica. En esta dirección se diseñó el estudio GREACE37, realizado en Grecia, cuyo objetivo principal es el estudio de muerte, infarto de miocardio no fatal, angina inestable, insuficiencia cardíaca congestiva, revascularización e ictus en pacientes tratados con atorvastatina. La reducción de c-LDL obtenida fue del 46% en el grupo tratado con atorvastatina, frente a un 5% de reducción en el grupo comparativo. El 95% de los pacientes tratados con atorvastatina alcanzaron el objetivo terapéutico de c-LDL mientras que en el grupo que recibió tratamiento habitual únicamente el 3% de los pacientes alcanzaron el objetivo terapéutico.
No se dispone en nuestro medio de ningún estudio semejante al GREACE, aunque resultados de otros estudios muestran que las pautas de tratamiento y el nivel de control de los pacientes hipercolesterolémicos en España son equiparables a los que se obtienen en el mencionado estudio griego37. Como conclusiones del estudio (ver Tabla 3), atorvastatina en prevención secundaria de la enfermedad coronaria, se acompañó de una mayor reducción (superior al 50%) de la morbimortalidad por eventos isquémicos a los 3 años de tratamiento en comparación con el tratamiento médico habitual realizado en medicina primaria.


Evaluación económica comparativa de la eficiencia de las estatinas.

Para evaluar la eficacia hipolipemiante de las estatinas existentes en el mercado español en marzo de 2003, se ha realizado un metaanalisis38,39de estudios de eficacia publicados entre 1991 y 2002. La variable primaria analizada ha sido la potencia de cada estatina en reducir los niveles de c-LDL y como variable secundaria se ha analizado la proporción de pacientes que alcanzan los objetivos terapéuticos de acuerdo a los criterios seguidos por el estudio.
La Tabla 4 recoge la relación coste-efectividad promedio por 1% de reducción de c-LDL y por paciente tratado con éxito para cada estatina (precios anteriores a los actuales precios de referencia).

Cuando se analiza lo que aportan las diferentes estatinas, en función de los mínimos costes por cada nivel de eficacia, las forma genéricas de lovastatina tanto 20mg como 40mg y simvastatina (fundamentalmente 10mg) entran en la selección gracias a menor precio, y la dosis de simvastatina 40mg si bien entra de forma matemática, lo hace con una relevancia discutible, ya que sólo aporta un 1% más de eficacia que atorvastatina 10mg, y 7 céntimos/día menos que atorvastatina 20mg. Por ello se podría concluir con la recomendación de que en reducciones pequeñas no superiores a un 24%, lovastatina 20mg presenta la relación económica más favorable, mientras que para reducciones superiores a un 33%, atorvastatina es la molécula con un perfil económico superior, tanto en coste por lograr que un paciente alcance los objetivos, como en coste por unidad de reducción de c-LDL. El uso de simvastatina 40mg podría considerarse en un pequeño número de pacientes, si bien la diferencia de coste con atorvastatina 20mg es tan sólo de 7 céntimos de euro/día y probablemente sea más adecuado un proceso de titulación de dosis de atorvastatina que el cambio de molécula.
Los resultados de este metaanálisis se aplican a la población del estudio CHEAP38, con población española y analizando la proporción de pacientes que requerirían tratamiento con fármacos, en función se su nivel de riesgo (según ATP III o SJTF), de objetivos terapéuticos y del porcentaje de descenso necesario.

Según este análisis, en España más del 50% de los pacientes tratados con estatinas son pacientes de alto riesgo, riesgo equivalente a prevención secundaria, destacando el hecho de que el 64.4% de los pacientes de alto riesgo para el ATP III o el 76%, según las recomendaciones del SJTF, requerirían alguna dosis de atorvastatina como fármaco más eficiente según el descenso de c-LDL requerido. Cuando se considera la población total susceptible de ser tratada con todos los niveles de riesgo (según ATP III), el descenso de c-LDL necesario es menor (y la población muy superior), y entonces el 50% de los pacientes deben ser tratados con atorvastatina.
El metaanálisis38 concluye que dado que el objetivo es reducir los niveles elevados de c-LDL hasta los valores recomendados para alcanzar objetivos. Parece razonable elegir como tratamiento hipocolesterolemiante aquella molécula que para cada paciente de forma particular, ofrezca la mejor relación coste-efectividad, es decir aquella que sea la más eficiente, siendo atorvastatina la molécula con un perfil económico superior para reducciones superiores a un 33%, cuando se contabiliza el coste por unidad de reducción de c-LDL así como el coste por lograr que un paciente alcance los objetivos terapéuticos.

Los precios de lovastatina y simvastatina corresponden a los establecidos en la Orden SCO/2958/2003, de 23 de Octubre por la que se determinan los nuevos conjuntos de presentaciones de especialidades farmacéuticos y se aprueban los correspondientes precios de referencia, que para ambos fármacos son inferiores. SE ha realizado una actualización del análisis coste-efectividad. recogido en la tabla 5.
Si analizamos de nuevo la relación coste-eficacia con los nuevos precios fijados, podemos observar como para reducciones superiores al 33% atorvastatina 10mg presenta una relación coste-efectividad como simvastatina 40mg, teniendo en cuenta el porcentaje mayor de pacientes que alcanza el objetivo terapéutico con atorvastatina desde dosis de 10mg, mientras que para simvastatina se precisan dosis muy superiores para obtener los mismos beneficios. Las diferencias en cuanto a costes no superan unos céntimos de euros frente a los beneficios que pueden obtenerse.

La utilización de principios activos menos eficaces o a dosis insuficientes para alcanzar objetivos terapéuticos, conduce a un consumo de recursos innecesario, sin alcanzar los objetivos terapéuticos, según las recomendaciones nacionales e internacionales (cifras de cLDL, colesterol T), además de conducir a un incremento de riesgo para el paciente si este no logra los beneficios terapéuticos. Asimismo, la sustitución de Atorvostatina en aquellos pacientes que ya han alcanzado objetivos terapéuticos por otros principios activos, podría conducir a un incremento de la morbimortalidad sobre todo en pacientes de alto riesgo (prevención secundaria o diabéticos), sino se lleva a cabo una monitorización estrecha que permita mantener a los pacientes en los niveles de c-LDL alcanzados.
Así, ante las evidencias científicas de que dispone atorvastatina, consideramos que esta continua siendo una opción de primera elección para pacientes dislipémicos si se quiere tener a los pacientes en objetivos terapéuticos con el fin de evitar futuras complicaciones y eventos cardiovasculares.


Evaluaciones farmacoeconómicas de atorvastatina

1-Los resultados del estudio GREACE40,41 han mostrado que el manejo protocolizado de la dislipemia mediante atorvastatina es más efectivo, en términos de reducción de la morbimortalidad, y más eficiente en términos de coste por año de vida ganado (AVG) comparado con la práctica clínica habitual en la prevención secundaria de la enfermedad cardiovascular en Grecia.
Se plantea una evaluación mediante un análisis coste-efectividad40,41 basado en los resultados del estudio GREACE y utilizando valores unitarios de costes españoles para adaptar el estudio a nuestro entorno. Las consecuencias económicas de estos resultados adaptados a España, muestran que la utilización protocolizada de atorvastatina supone unos costes medios de tratamiento por paciente durante tres años, (incluyendo dos visitas a consultas externas el primer año y una visita adicional de seguimiento los años sucesivos), mayores que la práctica clínica habitual (2.151,25€ vs. 204,46Ã respectivamente). El incremento del coste en el primer grupo se ve parcialmente compensado por un menor coste asociado al manejo de las complicaciones cardiovasculares debido a la administración de atorvastatina (384,07Ã vs. 810,37€).

El coste medio por paciente en ambos grupos es de 2.535€ y 1.015€ (intervención y control, respectivamente), es decir, un coste adicional de atorvastatina de 1.521Ã durante el período del estudio, ó 433€ adicionales por paciente y año. Se estima un beneficio de 0,33 años de vida mediante el tratamiento con atorvastatina y un coste por Año de Vida Ganado (AVG) debido a la intervención de 4.664€, como muestra la Tabla 8.
La cuantía de 4.664€ por AVG, puede ser considerada coste efectiva en nuestro entorno por lo que la intervención con atorvastatina es de elección, en términos de eficiencia, respecto a la práctica clínica habitual.


2- El estudio MIRACL42 (Myocardial Ischemia Reduction with Agressive Colesterol Lowering) se realizó con el objetivo de evaluar el beneficio, en términos de reducción de mortalidad e incidencia de eventos isquémicos, del tratamiento precoz con atorvastatina 80mg/día en pacientes hospitalizados por angina o infarto de miocardio noQ. La terapia hipolipemiante con atorvastatina 80mg/día redujo los eventos isquémicos recurrentes durante las 16 semanas que duró el estudio (14,8% vs 17,4%, p<0,05). También se redujo significativamente el numero de episodios cardiovasculares que requirieron hospitalización (6,2% frente a 8,4%, p<0,05).
El tratamiento con atorvastatina 80mg en los pacientes de este estudio resultó beneficiosa en términos de coste/efectividad 42,43 respecto a los pacientes no tratados. La incidencia de hospitalizaciones debida a eventos cardiovasculares y, por tanto, sus costes asociados fue menor en el grupo tratado con atorvastatina (Tabla 8), compensándose ampliamente el ligero incremento del coste por paciente debido al coste del tratamiento.
El coste incremental por evento evitado, en base a los datos de este estudio, es de 1.760€. Este coste es muy inferior al coste unitario de cualquiera de los eventos cardiovasculares evaluados (excepto el fallecimiento fuera del hospital que se ha considera generaría un coste sanitario de 0,0€), como recoge la Tabla 9.
Si comparamos el coste de hospitalización con el evento de menor coste que es “Angina” se deduce que hay que evitarlo con el tratamiento hipolipemiante porque el hecho de hacerlo supone un ahorro neto de 407Ã. El ahorro oscilará entre el valor del evento de menor coste (Angina), hasta el de mayor coste que es el By pass coronario(Tabla 10).
Por tanto el incremento del coste directo debido al tratamiento queda compensado con la reducción de los eventos isquémicos y la reducción de los costes hospitalarios asociados, independientemente de los beneficios sanitarios, sociales y personales derivados de la no hospitalización.

3-En el estudio AVERT43, se evaluó la reducción de la incidencia episodios isquémicos tras el tratamiento con atorvastatina 80mg, comparado con Angioplastia Coronaria Transluminal Percutánea (ACTP). La terapia hipolipemiante con atorvastatina 80mg/día redujo los eventos isquémicos que requirieron hospitalización, en relación con la angioplastia (13,4% vs. 20,9%, p<0,05).

Se han utilizado los resultados del estudio AVERT y patrones de costes españoles para evaluar la eficiencia relativa del tratamiento agresivo hipolipemiante mediante atorvastatina de 80mg/día frente a la Angioplastia en pacientes coronarios en España.
El análisis farmacoeconómico (coste-efectividad) muestra que el uso sistemático de atorvastatina 80mg/día supone un coste medio de tratamiento por paciente durante 18 meses menor que la opción de tratamiento mediante angioplastia (2.594,66€ frente a 8.788,11€).
Atorvastatina obtiene un ahorro medio por paciente de 6.193,44€ provenientes de la no intervención en ACTP al sustituirla por el tratamiento agresivo con dosis de 80mg de atorvastatina.
La opción atorvastatina tiene unos costes menores y mayor efectividad, es decir, es una opción dominante respecto a la angioplastia en el tratamiento de pacientes con enfermedad coronaria y recomendación de angioplastia (Tabla 13).


CONCLUSION

La reducción de colesterol con estatinas en hipercolesterolemia debería individualizarse aplicando una terapia reductora del colesterol de acuerdo con la estrategia de tratamiento para conseguir objetivos terapéuticos de la manera más eficiente posible, y la mayoría de los pacientes de alto riesgo estarían tratados de forma eficiente con atorvastatina.
Atorvastatina ha resultado ser una intervención coste-efectiva en prevención secundaria tanto en pacientes con cardiopatía coronaria estable como inestable o recurrente, siendo además una alternativa a la angioplastia en los pacientes coronarios mediante el tratamiento hipolipemiante agresivo.


Bibliografía

1. Banegas Banegas JR, Villar Álvarez F, Pérez de Andrés C, Jiménez García Pascual R, Gil López E, Muñiz García J et al. Estudio epidemiológico de los factores de riesgo cardiovascular en la población española de 35 a 64 años. Rev San Hig Pub 1993; 67: 419 445.

2. Muñiz J, Juane R, Hervada J, López Rodríguez I, Castro Beiras A. Concentraciones séricas de colesterol en la población gallega de 40 69 años de edad. Clin Invest Arterioscl 1991; 3: 143148.

3. Arando P, Villar J. Estudio epidemiológico andaluz sobre factores de riesgo vascular. Estudio Al Andalus 90. Sevilla: Consejería de Salud, 1993.

4. Rodríguez JC, Culonge S, Bichara G. Prevalencia de los factores de riesgo de cardiopatía isquémica en la isla de Lanzarote. Med Clin (Barc) 1993; 101: 45 50.

5. Tormo Díaz MJ, Navarro Sánchez C, Chirlaque López MD, Pérez Flores D. Factores de riesgo cardiovascular en la región de Murcia, España. Rev Esp Salud Pública 1997; 71: 515 529.

6. Masía R, Pena A, Marrugat J, Sala J, Pavesi M, Covos J et al. High prevalence of cardiovascular risk factors in Gerona, Spain, a province with low myocardial infarction incidence. J Epidemiol Community Health 1998; 52: 707 715.

7. García Closas R, Serra Majem L, Chacón Castro P, Olmos Castellvell M, Ribas Barba L, Salieras L. Distribución de la concentración de lípidos séricos en una muestra representativa de la población adulta de Cataluña. Med Clin (Barc) 1999; 113: 6 12.

8. Segura Fragoso A, Rius Mery G. Factores de riesgo cardiovascular en una población rural de Castilla La Mancha. Rev Esp Cardiol 1999; 52: 577 588.

9. Multiple Risk Factor Intervention Trial Group. Multiple risk factor intervention trial. Risk factor changes and mortality results. JAMA 1982; 248: 1465 1477.

10. La Rosa JC, He J, Vupputuri 5. Effect of Statins on Risk of Coronary Disease. A metaanalysis of randomized controlled trials. JAMA 1999;17:151 83.

11. Olalla MT, Almazán J, Sierra MJ, Medrano MJ. Mortalidad por enfermedad isquémica del corazón. Bol Epidemiol Semanal 1996; 4:213 219.

12. Murray C, Lauer JA , Hutubessy R, Niessen L, Tomi jima N, Rodgers A, Lawes C, Evans D. Effectiveness and costs of interventions to lower systolic blood pressure and cholesterol: a global and regional analysis on reduction of cardiovascular disease risk. Lancet 2003; 361: 717725.

13. World Health Organization. The Word Health Report 2002:reducing risks, promoting healthy life. Genevo: WHO, 2002.

14. De Velasco JA, Cosin J, Lopez Sendon JL, De Teresa E, De Oye M, Sellers G. [New data on secondary prevention of myocardial infarction in Spain. Results of the PREVÉSE II study. Rev Esp Cardiol. 2002; 55:801 9.

15. EUROASPIRE II Study Group. Lifestyle and risk factor management and use of drug therapies in coronary patients from 15 countries. Principal results from EUROASPIRE II Euro Heart Survey Programme. European Heart Journal 2001; 22:554 572.

16. EUROASPIRE Study Group. A European Society of Cardiology survey of secondary prevention of coronary heart disease: principal results. European Action on Secondary Prevention through Intervention to Reduce Events. Eur Heart J 1997; 18: 1569 1582.

17. Shepherd J, Cobe 5, Ford I, Isles C, Ross A, Macfarlane P et al. Prevention of coronary heart disease with pravastatin in men with hypercholesterolemia. N Engl J Med 1995; 333: 1301 1307.

18. Plaza I y cols. Control de la colesterolemia en España, 2000. Un instrumento para la prevención cardiovascular. Rev Esp Cardiol 2000; 53:815 837.

19. Medrano MJ, Almazán J, Sierra MJ, Olalla MT. Situación epidemiológica de las enfermedades cardiovasculares arterioescleróticas (I): mortalidad y morbilidad. Bol Epidemiol Semanal 1998; 6: 149 153.

20. The Scandinavian Simvastatin Survival Study Group. Randomised trial of cholesterol lowering in 4444 patients with coronary heart disease: the Scandinavion Simvastatin Survival Study (45). Lancet 1994; 344: 1383 1389.

21. Sacks FM, Pfeffer MA, Moye LA, Rouleau JL, Rutherford JD, Cole TG et al. The effect of pravastatin on coronary events after myocardial infarction in patients with average cholesterol levels. Cholesterol and Recurrent Events Trial investigators. N Engl J Med 1996; 335: 10011009.

22. The long term intervention with pravastatin in ischaemic disease (LIPID) Study Group. Prevention of cardiovoscular events and death with pravastotin in patients with coronary heart disease and a broad range of initial cholesterol levels. N Engl J Med 1998; 339: 1349 1357.

23. Sucks FM, Pf effer MA, Moye LA, Rouleau JL, Rutherford JD, Cole TG et al. The effect of pravastatin on coronary events after cordial infartions in patiens with average cholesterol levels. N Engl J Med 1996; 335: 1001 1009.

24. Lipid Research Clinics Program. The lipid research clinics coronary primary prevention trial results. I. Reduction of incidence of CHI). JAMA 1984; 251: 351 364.

25. Frick MH, Elo O, Haapa K, Heinonen OP, Heinsalmi P, Helo P et al. Helsinki Heart Study: primary prevention trial with gemfibrozil in middle age men with dyslipidemia. Safety of treatment, changes in risk factors, and incidence of coronary heart disease. N Engl J Med 1987; 317: 1237 1245.

26. West of Scotland Coronary Prevention Group. West of Scotland Coronary Prevention Study: identification of high risk groups and comparison with other cordiovascular intervention trials. Lancet 1996; 348: 1339 1342.

27. Downs GR, Clearfield M, Weiss S, Whitney E, Shapiro DR, Beere PA et al. Primary prevention of acute coronary events with lovastatin in men and women with average cholesterol levels. Results of AFCAPS/TexCAPS. JAMA 1998; 279: 1615 1622.

28. Jones P, Kafonek 5, Laurora I, Hunninghake D. Comparative dose efficacy study of otorvastatin versus simvastatin, pravastatin, lovastatin and fluvastatin in patients with hypercholesterolemia (The CURVES study). Am J Cardiol 1998; 81: 582 7.

29. Brown A, Bakker Arkema RG, Yellen L, et al. Treating patients with documented atherosclerosis to NCEP with atorvastatin, fluvastatin, lovastatin and simvastatin. J Am Coll Cardiol 1998; 32:665 72.

30. Koren M, Smith D, Hunninghake DB, et al. The Cost of reaching National Cholesterol Education Program (NCEP) Goals in Hypercholesterolaemic Patients. A Comparison of Atorvastatin, Simvastatin, Lovastatin and Fluvastatin. Pharmacoeconomics 1998; 14: 59 70.

31. Hunninghake D, Bakker Arkema RG, Wigand JP, et al. Treating to meet NCEP recommended LDL cholesterol concentrations with atorvastatin, fluvastatin, lovastatin, or simvastatin in patients with risk factors for Coronary Heart Disease. J Fam Pract 1998; 47: 349 356.

32. Schwart GG, Olsson AG, Ezekowitz, M. Effects of atorvastatin on early recurrent ischemic events in acute coronary syndromes. The MIRACL study: a randomized controlled trial. JAMA, 2001: 285; 13, 1711 18.

33. Pitt B, Waters D, Brown WV, et al. Aggresive lipid lowering therapy compared with angioplasty in stable coronary artery disease. Atorvastatin Versus Revascularization Treatment Investigators. N Engl J Med 1999; 341(2):70 76.

34. Sever P5, Dahlof B, Poulter NR, et al. Rationale, design, methods and baseline demography of participants of the Anglo Scandinavian Cardiac Outcomes Trial. J Hypertens 2001; 19:1139 1147.

35. Sever PS, Dahlof B, Poulter NR, Wedel H, et al. Prevention of coronary and stroke events with atorvastatin in hypertensive patients who have average or lower than average cholesterol concentrations, in the Anglo Scandinavian Cardiac Outcomes Trial Lipid Lowering Arm (ASCOT LLA): a multicentre randomized controlled trial. Lancet 2003;361:1149 1158.

36. Colhoun HM, Thomason MJ, Mackness MI, Matont SM, et al. Design of the Collaborative AtoRvastatin Diabetes Study (CARDS) in patients with Type 2 diabetes. Diabetic Medicine, 19, 201 211.

37. Athyros VG, Papageorgiou AA, Mercouris B, Athyrou VV, et al. Treatment with Atorvastatin to the National Cholesterol Educational Program Goal versus Usual Care in Secondary Coronary Heart bisease Prevention. The GREek Atorvastatin and Coronary heartdisease Evaluation (GREACE) Study. Current Med Res Opinions 2002; 18 (4): 220 228.

38. Gomez Gerique JA. Evaluación farmacoeconómica de la reducción de colesterol con inhibidores de la HMG CoA reductasa (estatinas) en hipercolesterolemia. Clin Invest. Arteriosclerosis 2001;13:241-253.

39. Gómez Gerique J y cols. Efficacy and safety of usual doses of atorvastatin in primary care setting. CHEAP Study. Clin Invest Arteriosclerosis 2000; 12 (Suppl. 1): 46.

40. Brosa M, Crespo C. Análisis coste-efectividad del manejo protocolizado de la dislipemia mediante atorvastatina versus práctica clínica habitual en la prevención secundaria de enfermedad cardiovascular. Clin Invest Arterioscl 2003; 15(Supll):1 56.

41. Brosa M, Crespo C. Análisis coste-efectividad del manejo protocolizado de la dislipemia mediante atorvastatina versus práctica clínica habitual en prevención secundaria de enfermedad cardiovascular. Revista Economía de la Salud. Evaluación Económica (En prensa).

42. Gómez Gerique, JA, Casiano R, Stern L, Rejas ,J. A Pharmacoeconomic Evaluation of the Effects of Atorvastatin on Early Recurrent Ischemic Events in Acute Coronary Syndromes in Spain. The European Journal of Health Economics has accepted the manuscript describing the results for Spain (in press).

43. Gomez Gerique, JA y cols. Evaluación farmacoeconómica de los efectos de atorvastatina sobre las recurrencias precoces de episodios isquémicos en el síndrome coronario en España. Clin Invest Arterioscl 2002; 14(Supl 2): 1 64.

44. Law MR, Wald NJ, Rudnicka AR. Quantifying effect o statins on low density lipoprotein cholesterol, ischaemic heart disease, and stroke: systematic review and meta-analysis. BMJ 2003; 326: 1423. http://www.lipitor.com/pi7default.asp. Lipitor Prescribing Information. Accessed 7th January 2004.

45. Osende JI, Ruiz-Ortega M, Blanco-Colio LM, Egido J. Statins to prevent cardiovascular events in hypertensive patients. The ASCOT-LLA study. Nephrol Dial Transplant 2004; 19: 528-531.

46. Blanco-Colio LM, Marin-Ventura JL, Muñoz-Garcia B, Egido De los Ríos J. La atorvastatina disminuye la expresión de Fas y la citotoxicidad en linfocitos T humanos activados. Implicaciones potenciales en la estabilidad de la lesión aterosclerótica. Inv Clín. Farm. 2004, Vol 1(1):17-24.

47. Cannon CP, Braunwald E, McCabe CH, Rader DJ, Rouleau JL, Belder R, Joyal SV, et al. Comparison of Intensive and Moderate Lipid Lowering with Statins after Acute Coronary Syndromes. N Engl J Med 2004;350.

48. Nissen S, Murat E, Schoenhagen P et al. Effect of intensive compared with moderate lipid-lowering therapy on progression of coronary atherosclerosis. JAMA 2004;291:1071-1080

 

Descargar documento PDF (949 KB) - Rev Esp Econ Salud Nov-Dic 2003; 2(6)

| © 2004 ReES - Revista española de Economía de la Salud. | Aviso legal |
Inspired by: